ESTAMOS CREANDO FOBIAS ALIMENTARIAS

En veinte años en la naturopatía y once en la dietética, me ha dado tiempo para oir y ver de todo.

Es maravilloso  observar como ha crecido el interés por la mayoría de la población para cuidarse y seamos más exigentes con lo que comemos, sin embargo creo se está creando una “BURBUJA”  un poco peligrosa al respecto.

Llevo veinte años de naturópata y once en la dietética y nunca observé tanto bombardeo de información sobre la alimentación como en este momento.

En principio, es positivo que tomemos conciencia y sepamos más al respecto, pero todo en exceso resulta agobiante y estresante.

¿PORQUÉ PUEDE RESULTAR ESTRESANTE EN ESTE MOMENTO?

  1. Porque tenemos un bombardeo de información brutal.
  2. Porque toda la información no va en la misma dirección, hay discrepancias y multitud de opiniones.

Si pensamos que el esfuerzo de cambiar de hábitos para algunas personas es todo un reto y  cuando comienzan los cambios se encuentran criterios de profesionales muy diferentes, la consecuencia es confusión que llevará al abandono o a la fobia por determinados alimentos. Tener fobia al consumo de  coca-cola aunque sea light si me resulta razonable, pero a comerse un yogur de vaca en ocasiones, no tanto.

Por poner un ejemplo; si has decidido pasarte del arroz blanco al arroz integral  y empiezas a leer:

  1. “El arroz integral contiene más arsénico inorgánico (ingrediente natural de la corteza terrestre que puede resultar tóxico) que el blanco”.
  2. “El arroz integral contiene como todos los cereales ácido fítico, que es considerado un antinutriente”.

¡PROBABLEMENTE SIGAS COMIENDO CEREALES REFINADOS!

¡TAMPOCO VALE EL CAJÓN DESASTRE “LO MEJOR ES COMER DE TODO”!

Cuando empecé a estudiar naturopatía allá por el año 2.000, la leche de vaca era malísima y lo recomendable era la de soja. Años después la tendencia cambió y  la bebida de soja en muchos casos tenía inconvenientes de tipo digestivo e inclusivo hormonales en algunas mujeres y pasó a ser nada recomendable y además abundaba la transgénica.

Ahora ha ocurrido lo mismo con las bebidas de algunos cereales, añadiendo la complicación que hay que hacer un estudio pormenorizado de la cantidad de azúcares que tienen, porque existen muchas porquerías en los supermercados.

No significa que la leche de vaca ahora se haya convertido en un alimento recomendable, mi opinión al respecto no ha cambiado, pero lo cierto es que este cambio de tendencias lo único que hacen es confundir y desmotivar a la población.

“Para mí  las lentejas con verduras fueron saludables toda la vida, ahora no van a dejar de serlo a pesar de los antinutrientes  y que algunos profesionales desaconsejen su consumo”.

“Si las dejas en remojo toda la noche y tiras el agua de la primera cocción, se eliminan la mayoría de estos antinutrientes”

Como hicieron nuestras madres y abuelas sin información alguna, pero lo hacían.

Yo creo que hay que aplicar el sentido común. Hay reglas muy básicas que si las seguimos no tienen porqué aportar estrés alguno:

  1. Elimina con criterio procesados con alto contenido en grasas, azúcares, conservantes, etc. Un tofu envasado es un procesado pero nada tiene que ver con una pizza congelada.
  2. Compra en comercio tradicional que te ofrecerán productos de cercanía y frescos.
  3. Cocina como lo hacía tu madre y abuela (si lo hacían de forma correcta), sin abusar de frituras y a fuego lento  o vapor en la medida de lo posible.
  4. Come siempre de  temporada, siendo abundante el consumo de vegetales.
  5. Come sencillo y siempre con hambre.
  6. Alterna proteína vegetal con animal, si no quieres dejar los productos animales. Sólo con comer legumbres dos veces por semana, comerás menos proteínas animales.
  7. Si algún alimento te produce indigestión, reacciones de tipo alérgico, etc; prueba a  retíralo de tu dieta, aunque las pruebas médicas digan lo contrario. Por ejemplo gluten y lácteos.
  8. Sigue reglas sencillas de cocinado y preparación de los alimentos; como por ejemplo dejar legumbres en remojo.
  9. No abuses de ningún alimento. Por ejemplo; la zanahoria es muy saludable, pero si te tomas un litro de zanahoria diario, acabarás con cirrosis hepática.
  10. Elimina plásticos y envases de tus alimentos. La transferencia de químicos a los alimentos es una evidencia científica.

Y LO MÁS IMPORTANTE, ESCUCHA LOS SÍNTOMAS; HAZ CASO A LOS MENSAJES QUE TE MANDA TU ORGANISMO.

ES EL QUE MÁS SABE DE TU SALUD

 

 

2 comentarios sobre “ESTAMOS CREANDO FOBIAS ALIMENTARIAS

Agrega el tuyo

Responder a D. Monroy Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: