LA PERMEABILIDAD INTESTINAL

Nuestro intestino está diseñado para que sus paredes ejerzan una función de barrera selectiva, permitiendo el paso de nutrientes al torrente sanguíneo y bloqueando las sustancias potencialmente dañinas.

Los enterocitos  son las células epiteliales del intestino que cumplen con la función fundamental de formar esta barrera intestinal que presenta características biomecánica, bioquímica e inmunológica.

La unión de los enterocitos debe ser muy estrecha para ejercer su función de barrera selectiva. De la integridad de esa unión depende en gran medida la salud de todos los órganos.

Esa unión es muy sensible y se ve afectada por numerosos factores que la afectan de forma desfavorable aumentando el espacio intercelular entre los enterocitos, dando lugar a lo que se denomina INTESTINO PERMEABLE, también llamado LEAKY GUT O SÍNDROME DE INTESTINO AGUJEREADO.

La consecuencia del mal funcionamiento de esa barrera intestinal es el paso de:

  • Toxinas.
  • Moléculas que no están terminadas de digerir.
  • Bacterias no eliminadas por la microbiota.

El resultado inmediato es una sobrecarga hepática, pues el hígado es el principal encargado de neutralizar todos los tóxicos procedentes del aparato digestivo.

Si esta situación se mantiene en el tiempo, se produce un estado crónico de toxemia que terminará por enfermar órganos y pudiendo repercutir en cualquier parte del organismo.

Diferentes patologías de órganos diferentes, pueden tener su origen en un INTESTINO PERMEABLE.

¿QÚE CAUSA PERMEABILIDAD INTESTINAL?

Las causas son muchas y muy extendidas, por lo que es fácil pensar que gran parte de la población pueda estar afectada en mayor o menor medida.

A continuación enumero una serie de factores o causas, de las que he encontrado existe más consenso, y que puedan provocar un INTESTINO PERMEABLE.

  1. LA DIETA: una dieta proinflamatoria por el consumo excesivo de azúcares, harinas, proteínas, alcohol, alimentos procesados, etc. pueden dañar la pared intestinal. Entre estos factores destacan:
    • GLUTEN; podéis ver en el post ¿CÓMO PUEDE AFECTARNOS EL GLUTEN?  qué provoca en nuestro intestino, pero se puede resumir que “actúa como una llave que abre las uniones estrechas entre los enterocitos dando lugar a la permeabilidad intestinal”.
    • PROTEÍNAS LÁCTEAS; algunas fracciones de la caseína (proteína láctea), pueden favorecer una respuesta inflamatoria en la mucosa del intestino. A partir de los 2 años nuestro organismo no está preparado para digerirla de forma completa. En el caso de un intestino permeable se permitirá el paso de una cantidad de péptidos (moléculas formadas por la unión de aminoácidos) muy alergénicos.
    • FLORA PUTREFACTIVA: una dieta pobre en fibra y alta en proteínas, produce un PH en el colon alcalino que dificulta el crecimiento de bacterias beneficiosas para el mismo.
    • INGESTA INSUFICIENTE DE GLUTAMINA Y ÁCIDO GLUTÁMICO en la dieta: podemos encontrarla en alimentos de origen animal como carne, huevos, pescados, pero también podemos encontrarla aunque en menor medida en legumbres como garbanzos, guisantes, habas, etc. Puede ser común su déficit en veganos. Si se considera necesario se puede suplementar.
    • ALCOHOL: el consumo de alcohol irrita la pared digestiva y su consumo habitual la daña de forma significativa.
  2. PARÁSITOS Y HONGOS:  el hongo CÁNDIDA es bastante frecuente en el momento actual. Se agarra a la mucosa intestinal produciendo una alteración del equilibrio intestinal.
  3. ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS, CORTICOIDES, ANTICONCEPTIVOS, ETC: pueden dañar de forma significativa la mucosa intestinal, aumentando la permeabilidad intestinal.
  4. EL ESTRÉS: la respuesta al estrés produce una serie de alteraciones en el organismo incluyendo cambios en las secreciones gastrointestinales, con los consiguientes efectos negativos en la microflora intestinal y un aumento de la permeabilidad intestinal.

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE EN NUESTRA SALUD?

Actualmente, el aumento de la permeabilidad intestinal se asocia con alteraciones en la inmunidad. El organismo reacciona al paso de sustancias dañinas produciendo mecanismos de respuesta y defensa que pueden terminar agrediendo al propio organismo lo que se denominan enfermedades autoinmunes.

La lista de enfermedades crónicas relacionadas con la permeabilidad intestinal cada vez es más amplia. Alergias de todo tipo, (piel, alimentarias, respiratorias), dermatitis, infecciones ginecológicas, enfermedades inflamatorias, digestivas, podrían ser algunos de los ejemplos.

Se podría asegurar que la permeabilidad intestinal es la madre de todas las enfermedades.

¿QUÉ PUEDO HACER SI SOSPECHO QUE PADEZCO DE PERMEABILIDAD INTESTINAL?

CAMBIOS EN NUESTRA DIETA pueden ser una herramienta muy útil.

  1. Probar a retirar el gluten y los lácteos puede ser una medida inicial que nos ayude a identificar si mejoran nuestros síntomas.
  2. Quitar alimentos procesados, azucarados, alcohol, etc.
  3. Aumentar el consumo de alimentos vegetales.
  4. Reducir el consumo de proteína sobre todo de origen animal.
  5. Aumentar el consumo de alimentos prebióticos, probióticos.

En cualquier caso es recomendable sea un profesional entendido en la materia quien haga un diagnóstico y nos ayude a elaborar una dieta personalizada.

Además,  la dieta en caso severos no es suficiente y se requiere la toma de suplementos específicos que igualmente deberán ser recomendados por un profesional. Algunos ejemplos son:

  • Frutooligocasácaridos, vitaminas del grupo B, L-glutamina, probióticos, vitamina A, zinc.

Por lo tanto y como conclusión final, si padecemos alguna enfermedad crónica es necesario pensar en nuestro intestino como causa de la enfermedad. Un buen diagnóstico, cambios en la dieta y un tratamiento adecuado, puede ayudarnos a mejorar la salud intestinal y como consecuencia directa el pronóstico de nuestra enfermedad crónica.

Fuente:  DR. CIDÓN MADRIGAL, (mayo 2018): ¡PAN PAN! Editorial “La Salud, Naturalmente”. España (Madrid). 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: