¿QUÉ ES EL HAMBRE EMOCIONAL?

La vida actual nos devora y nos lleva a comer de forma compulsiva y en exceso. Hemos perdido el instinto biológico  que, como  cualquier animal,  nos ayuda a saber cuando necesitamos comer y lo que nos conviene  para mantener nuestra supervivencia.

Deberíamos comer sólo cuando nuestro estómago nos lo exija. Cuando comemos para calmarnos, sin que exista necesidad biológica estamos hablando de HAMBRE EMOCIONAL. Es decir comemos para aplacar nuestra ansiedad y sentirnos más tranquilos aunque ese efecto dure poco.

¿Y CÓMO PODEMOS DISTINGUIR EL HAMBRE EMOCIONAL DEL HAMBRE FÍSICO?

  1. Como a deshoras y con desorden (picoteo).
  2. Me cuesta mucho saciarme.
  3. Elijo preferentemente alimentos dulces, procesados, snacks, en general carbohidratos simples y azúcares.
  4. Siento culpa, arrepentimiento, vergüenza, etc.
  5. Me produce malestar; gases, indigestión, acidez, etc.
  6. Comer algo saludable no me calma la ansiedad.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA CALMAR EL HAMBRE EMOCIONAL?

  • Lo primero bajar nuestro nivel de estrés. El deporte y cualquier práctica de mindfulness (yoga, taichí, meditación, etc), nos van a ser muy útil.
  • Ser muy cuidadosos a la hora de comprar. No ir nunca con hambre al supermercado que nos lleve a comprar alimentos no saludables.
  • Nuestra despensa debe contener sólo lo que nos conviene comer.
  • Organizar nuestra alimentación. Confeccionar un menú diario, que tenga como mucho cinco comidas (tres principales y dos tentempies) que nos sacien y eviten el picoteo.
  • Si a pesar de todo sentimos “hambre emocional” y necesidad de picotear, elegir alimentos saludables:
    • Una manzana asada, plátano o cualquier fruta puede ser una buena opción.
    • Una onzita chocolate puro con estevia.
    • Un puñadito frutos secos naturales.
    • Un yogur.
    • Una infusión relajante.
    • Etc.

Es decir, elegir alimentos saludables con nutrientes que ayuden a nuestro sistema nervioso a calmarlo, ricos en vitaminas del grupo B, magnesio, triptófano, serotonina, dopamina, etc.

Si cambiando nuestros hábitos no conseguimos calmar el “hambre emocional” porque los conflictos personales nos superan, entonces deberíamos recurrir a psicoterapia para que un profesional nos ayude a ordenar nuestras emociones.

COMER EN EXCESO NOS HACE PERDER LA SALUD

 

Un comentario sobre “¿QUÉ ES EL HAMBRE EMOCIONAL?

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: