¿ES MI CASA UN LUGAR SALUDABLE?

En el IV Congreso Internacional de Medicina Ortomolecular organizado por la SENMO, la Dra. Pilar Muñoz-Calero  especialista en medicina ambiental, nos habló del Síndrome de Sensibilidad Central.

“Son un conjunto de reacciones adversas del organismo ante niveles ambientales de productos químicos tóxicos contenidos en el aire, agua y alimentos.”

Nos contó su experiencia personal con esta enfermedad, como le afectó a su vida y como en nuestra casa pueden existir agentes contaminantes tan o más agresivos como los que existen en el exterior.

“En el interior de las viviendas puede haber hasta cien veces más elementos tóxicos que en el exterior” nos contaba la Dra. Múñoz-Calero.

En nuestra casa en muchas ocasiones contamos con un arsenal de productos (cosméticos, limpieza, ambientadores, higiene personal, aditivos químicos, ondas electromagnéticas, etc.) que desde mediados del siglo pasado se están convirtiendo en verdaderos enemigos de nuestra salud.

A medida que la ciencia avanza, se van viendo trastornos y enfermedades relacionadas con la contaminación por químicos, las mismas alergias en piel y respiratorias podrían tener relación.

Está claro que el PLANETA PROTESTA y da síntomas (catástrofes naturales) y nuestro ORGANISMO también protesta (enfermedad).

Las autoridades sanitarias nos hablan que existen cantidades seguras a la exposición de algunos tóxicos y que no son perjudiciales para la salud,  pero ningún tóxico es seguro 100%,  ni siquiera en cantidades pequeñas. Además, el que existan legislaciones diferentes respecto a la seguridad de alguno de ellos, es más que sospechoso.

¿Y QUÉ PODEMOS HACER PARA MEJORAR NUESTRO HOGAR?

  • Ser muy exigentes con nuestra alimentación, consumiendo alimentos con certificación ecológica o de productores cercanos que nos garanticen no utilizan químicos en su producción.
  • Utilizar sistemas de filtración de agua como el http://www.aguanatural.com/ que tengo en mi casa desde hace más de 15 años. Ya os hablaba en el post “¿Que contiene el agua que bebo?” sobre los contaminantes del agua.
  • Elegir cosméticos, perfumes y productos de higiene natural libres de tóxicos. Cada vez existen más marcas en el mercado y los precios son  más asequibles.
  • Reducir el número de productos de limpieza del hogar.
    • El vinagre, el bicarbonato, aceite esencial de árbol de té, jabón lagarto, arcilla blanca de limpieza, etc, suelen ser más que suficientes para limpiar nuestra casa.
  • Eliminar todos aquellos productos de limpieza que no nos garanticen están libres de tóxicos. Suavizantes, amoniacos, lejías, etc. son altamente contaminantes.
  • Si queremos ambientar nuestra casa que sea con aceites esenciales ecológicos (lavanda, limón, naranja, etc.) nos aportarán rico olor sin tóxicos. Los inciensos, velas, etc. en ocasiones también contienen agentes tan contaminantes como el tabaco.
  • Para las mujeres, sustituir las compresas por la copa menstrual, es higiénica, segura y no dañina para nuestra salud.
  • Evitar se acumule el polvo, especialmente si tenemos mascotas, ventilar a diario mínimo 10 minutos para limpiar el aire que respiramos.
  • No mantener una temperatura muy alta en casa, los 21 º son una temperatura de confort y a mayor temperatura más probabilidad se propaguen hongos, virus, bacterias, etc.
  • Adornar con plantas, generan oxígeno y a su vez absorben dióxido de carbono, lo mismo que los árboles de la calle.
  • No dormir cerca de  móviles, relojes, televisión o cualquier aparato electrónico; existen multitud de estudios que lo relacionan con la ausencia de sueño reparador y otros muchos trastornos.

Son unas recomendaciones muy básicas y podrían ser más extensas, pero sería una lista interminable. Como última recomendación, antes de comprar cualquier mueble, adorno, etc. para tu casa asegúrate sobre el contenido de sus materiales y los posibles tóxicos que pueda tener.

Sin estrés y poco a poco podemos hacer cambios en nuestros hábitos de consumo. Debemos tomar conciencia sobre la necesidad de mejorar nuestro entorno tanto interior como exterior.

 

DEBEMOS ESFORZARNOS POR RESPIRAR SALUD

 

Un comentario sobre “¿ES MI CASA UN LUGAR SALUDABLE?

Agrega el tuyo

Responder a Mercedes Molina Roldán Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: