LA IMPORTANCIA DE LA PRÁCTICA DEPORTIVA EN LA MENOPAUSIA

Nadie cuestiona que hacer ejercicio es esencial para cualquier etapa de la vida de la mujer, si bien en la menopausia toma especial relevancia.

Los cambios hormonales producidos en esta etapa se traducen en modificaciones involutivas a nivel de todo el organismo, que tienen repercusiones importantes especialmente en el sistema cardiovascular, nervioso , esqueleto, piel, aparato genito-urinario y metabolismo.

  • A nivel cardiovascular; puede darse hipertensión e hipercolesterolemia.
  • A nivel del esqueleto; se pierde masa ósea y muscular.
  • A nivel del sistema nervioso; hay mayor irritabilidad, ansiedad, insomnio y cambios de humor.
  • A nivel metabólico; mayor tendencia al aumento de peso.

La práctica deportiva resulta muy beneficiosa a nivel de todos estos sistemas.

  1. Junto con una alimentación equilibrada, ayuda a mantener los niveles de colesterol en sangre y la tensión en niveles adecuados.
  2. Estimula el sistema circulatorio y linfático.
  3. Previene la descalcificación del esqueleto, aumenta la masa muscular y mejora la elasticidad de músculos y tendones.
  4. Aumenta los niveles de endorfinas, dopamina y serotonina; hormonas que mejoran la respuesta al estrés emocional. La irritabilidad, la ansiedad, el umbral del dolor y los cambios de humor, disminuyen por la mayor secreción de estas hormonas.
  5. Aumenta la actividad metabólica, haciendo se incremente la producción de hormonas como la leptina, cortisol e insulina, todas ellas relacionadas con el gasto calórico y la menor reserva de grasa en el organismo.

Para encontrar beneficios en la práctica deportiva necesitamos tiempo. Los primeros meses son difíciles y tendremos que luchar con la pereza que surge de forma innata.

Una vez pasemos esa difícil etapa, el ejercicio físico se convierte en adictivo. Comenzamos a sentir bienestar físico y emocional y ya no podremos dejarlo.

Correr, montar en bicicleta, caminar deprisa, senderismo, nadar, etc.

Cualquier ejercicio es recomendable 

Es importante hagamos la mayor parte del ejercicio al aire libre, ya que aumentamos los beneficios de la práctica deportiva. La exposición al sol diaria es imprescindible en la menopausia para la síntesis de vitamina D,  por ser esencial para la salud ósea y el sistema inmune.

En definitiva, hacer ejercicio físico en esta etapa de la vida de la mujer es una excelente herramienta para ralentizar el proceso de envejecimiento.

¡NO HAGAS PEREZA, DEJA EL SILLÓN Y MUÉVETE!

 

2 comentarios sobre “LA IMPORTANCIA DE LA PRÁCTICA DEPORTIVA EN LA MENOPAUSIA

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: