¿QUÉ APORTA A LA SOCIEDAD ACTUAL LA MEDICINA NATURAL?

Decía Hipócrates que Medicina es el arte de librar a los enfermos de su dolenciaEn el siglo XXI quitando el romanticismo hipocrático podríamos decir que Medicina es la curación de las enfermedades y la conservación de la salud.

Mucho ha cambiado la medicina desde los tiempos de Hipócrates hasta  convertirse en una ” institución profesional” que es actualmente.Por el camino de todos estos siglos se han ido abandonando muchos de los principios hipocráticos.

Principios como :

  • La visión holística del individuo,
  • Contemplar su aspecto psico-social.
  • No perjudicar al enfermo, primum non nocere”.
  • Atender a la curación natural y espontánea de la fisiología humana: “vix medicatrix naturae”.
  • El médico debe potenciar este poder de autocuración.
  • El paciente es único, la atención debe ser personalizada.
  • El paciente es el máximo responsable de su salud.
  • Las terapias deben ser jerarquizadas, según la gravedad de la afección.

Los que tenemos una edad, recordamos a nuestro médico de familia como una figura cercana. En la mayoría de los casos, era conocedor de muchos  los abatares y problemas familiares. Este conocimiento y cercanía le permitían un diagnóstico psico-físico más acertado.

Recordamos como la anamnesis (recopilación de datos) y la exploración la hacía con paciencia y de forma concienzuda.

Y nuestros padres y abuelos, recuerdan como recomendaba recurrir a muchos remedios caseros y de la tradición y sabiduría popular, que solventaban muchas de las afecciones que no revestían gravedad y actuaban como verdadera medicina preventiva.

Si el caso era grave, se acudía a hospitales o centros especializados donde la cirugía en muchos casos ejercía una admirable función.

Actualmente, la Medicina es una institución que en muchos casos no reconocemos ni sentimos cercana.

  • Nos cambian el médico con frecuencia, lo que provoca falta de confianza y seguridad.
  • Las consultas son breves, en la mayoría de los casos olvidamos contarle datos importantes.
  • La exploración ha pasado a un segundo plano.
  • El médico se limita a recomendar pruebas diagnósticas y extender recetas.
  • Recomendaciones sobre una vida saludable, (ejercicio, dietética, relaciones sociales, etc.), no son habitualmente contempladas.

Ahora hablamos de Medicina alopática y Medicina Natural como si hubiese dos formas de tratar la enfermedad. La enfermedad es única y única debe ser la forma de abordarla.

Se ha abierto una batalla para ver quien consigue más trozo de la tarta de la salud y en esa disputa sale lo peor del ser humano. Afirmaciones como que la Medicina Natural no cuenta con ensayos clínicos, no es científica, etc. sólo buscan desprestigiarla, impidiendo que forme parte de la medicina oficial.

A poco que pensemos y nos informemos en medios independientes, descubriremos que los dictados económicos de lobbys poderosos están detrás de estos intereses.

Tratar la enfermedad con:

  • Principios activos que nos ofrece la naturaleza a través de la fitoterapia.
  • Vitaminas, minerales y aminoácidos presentes en los alimentos como la nutrición ortomolecular. 
  • Medicamentos que siguen la regla de “lo similar cura lo similar” como dicta la homeopatía
  • Dietética y nutrición.
  • Con terapia psicológica.
  • Con medicina china, equilibrando la energía. Por cierto medicina milenaria con muchos más años de tradición y experimentación que la occidental.
  • Etc. etc.

No es es magia ni brujería. La mayoría de estas disciplinas cuentan con ensayos e investigación científica, otra cosa es que no se permiten divulgar.  Las imparten médicos que se formaron en facultades de medicina y que las han integrado posteriormente a su formación y práctica médica y naturópatas que se forman en escuelas que les avalan con muchos años de experiencia y profesionalidad.

Los médicos aportan su formación extensa en la facultad, los naturópatas aportan una larga y extensa trayectoria profesional.

Por lo tanto, mucho tiene que contribuir la MEDICINA NATURAL a la sociedad actual.

  • Enfoque preventivo de la enfermedad, con el consiguiente ahorro para los sistemas públicos de salud.
  • Terapias curativas no agresivas y sin efectos adversos.
  • Una herramienta más en el abordaje de la enfermedad.

El fundamento del amor al arte médico, está en el amor al hombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: