EL BONIATO

Nos queda poco tiempo de este tubérculo de sabor dulce, es propio del otoño e invierno, pero para días fríos como el de hoy una crema de boniato es una excelente opción. El gran poder antioxidante del boniato y su equilibrado aporte de energía obligan a reivindicar para él un papel más destacado en la mesa, hace tiempo que en mi cocina le quitó el sitio a la patata.

Como anécdota Colón se encontró con el boniato en Haití, donde lo llamaban batata.

Propiedades del boniato

  • Gran poder nutricional. Sus nutrientes mayoritarios son los hidratos de carbono, siendo su índice glucémico bajo, por lo tanto en cantidades moderadas se recomienda en diabetes.
  • Las proteínas, aunque mo­deradas (1,7%), tienen un perfil de aminoácidos muy adecuado para su aprovechamiento, y son ricas en uno de los llamados esenciales, la metionina, normalmente escaso en el reino vegetal.
  • Muy rico en provitamina A, como revela su color anaranjado
  • También destaca su contenido en vitaminas C, B6, B5, B1 y B2. En cuanto a minerales, sobresale su aporte de manganeso, potasio, cobre y hierro.

Beneficios del boniato

  1. Una de las propiedades del boniato más destacables para la salud es su mencionado efecto antioxidante.
  2. El más conocido es el betacaroteno, que previene las cataratas, trastornos inmunitarios e incluso algunos tipos de cáncer, gracias a su efecto estimulante sobre el sistema inmunitario.
  3. Rico en fenoles y flavonoides que, junto con proteínas como el glutatión y sus vitaminas y minerales, refuerzan su poderoso efecto antioxidante.
  4. Es destacable su contenido en manganeso. Una ración de 100 gramos aporta la cuarta parte del que se precisa al día. Este mineral, entre otras cosas forma parte de una enzima que protege de los radicales libres.
  5. Además potencia la actividad de otros antioxidantes como la vitamina C y E, y ayuda a regenerar esta última.
  6. Activa el bazo y el pulmón según los principios de la medicina tradicional china.

Precauciones

Las personas con trastornos renales, como la propensión a la formación de piedras, o con deficiencias de ciertos minerales, deben moderar la ingesta de este alimento por su contenido en oxalatos.

En la cocina:  

Admite multitud de recetas, en crema sólo o con otras verduras, asado en el horno, en tortilla, etc.; a los niños les encanta. Acompañar un plato con boniato nutricionalmente hablando no tiene comparación a hacerlo con patata.

Un comentario sobre “EL BONIATO

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: