¿SOY ESTREÑIDO?

tin-2535070_1920.png

El estreñimiento es una dolencia cada vez más frecuente en la población.

Las causas principales son:

  • Un ritmo de vida estresado.
  • Una alimentación pobre en fibra.
  • Comer deprisa.
  • Falta de ejercicio físico.
  • Ingerir poca agua.
  • Hacer comidas copiosas.
  • El abuso en la utilización de laxantes.
  • La ingesta de algunos medicamentos.

En términos generales un parámetro adecuado para considerarnos o no estreñidos es CUANTO NOS CUESTA EVACUAR, más que CON QUE FRECUENCIA LO HACEMOS. Sin embargo, podemos pensar que somos estreñidos, si nos ocurren dos de las siguientes condiciones:

  • Evacuar menos de tres veces por semana.
  • Que una cuarta parte de las deposiciones sean, especialmente duras, y salgan en forma de pequeñas porciones.
  • Que la expulsión requiera fuerza.
  • Que para evacuar sea necesario el uso de laxantes.
  • Que no se sienta la sensación de vacío al acabar de evacuar.

Evidentemente, el estreñimiento temporal como por ejemplo el provocado por los viajes, aunque puede resultar bastante molesto no necesita más atención que el uso algún remedio  laxante suave que haga que estimule nuestro intestino e intentar mantener nuestros hábitos tanto en la alimentación como en horarios para ir al baño.

Existen en el mercado fibras alimentarias o productos como el carbonato de magnesio que son muy útiles en estas situaciones y no producen ningún daño a nuestro intestino.

Si nuestro estreñimiento no es ocasional y lo consideramos crónico porque reúne las condiciones antes mencionadas, debemos prestarle más atención.

Y siempre si el ESTREÑIMIENTO APARECE DE GOLPE Y DE FORMA INUSUAL, DEBEMOS ACUDIR AL MÉDICO.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA NO SUFRIR DE ESTREÑIMIENTO CRÓNICO?

  1. Intentar mantener un horario fijo para evacuar. El mejor momento es por la mañana, antes de empezar nuestra actividad diaria.
  2. La postura en el momento de evacuar es muy importante. Nuestro aparato de oclusión intestinal no está concebido para abrir la escotilla estando sentados. El uso del retrete no ayuda, siendo la posición de cuclillas la idónea.  Como esta postura evidentemente no es posible, podemos adoptar una postura que se aproxima a la de cuclillas. Sentados en el retrete  colocamos las piernas encima de una banqueta pequeña, e inclinamos el tronco hacia adelante.
  3. Llevar una alimentación organizada.  tres comidas al día más importantes, con dos tentempiés 1/2 mañana y 1/2 tarde.
  4. Comer despacio.
  5. Realizar diariamente actividad física.
  6. Beber de 1 y 1/2 a 2 litros de agua al día, según nuestra actividad física y la estación del año.
  7. Reducir el consumo de proteína animal. El abuso de lácteos y carne son causa de muchos estreñimientos.
  8. Un aporte temporal de PRE Y PROBIÓTICOS, que favorezcan la proliferación de bacterias intestinales saludables.
  9. Comer alimentos ricos en fibra. En general  los de ORIGEN VEGETAL; las frutas, verduras, legumbres, semillas, frutos secos y harinas integrales nos aportan fibra. Los que nos aportan una cantidad considerable de fibra son los siguientes:
  • Semillas de chía y lino; comerlas siempre molidas
  • Las legumbres
  • Higos y ciruelas secas
  • Almendras y avellanas
  • Kiwis (no recomendable si tenemos divertículos)
  • Dátiles
  • Quinoa

EL ESTREÑIMIENTO ADEMÁS DE MOLESTO, NO ES RECOMENDABLE PARA NUESTRA SALUD INTESTINAL, DEBEMOS PRESTARLE ATENCIÓN Y CAMBIAR HÁBITOS PARA SOLUCIONARLO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: