LA MERIENDA DE LOS NIÑOS

Mucho ha cambiado lo que merendábamos los niños de la década de los 70  a lo que actualmente ofrecemos a nuestros hijos. No es que el clásico “pan con chocolate” fuera una bomba nutricional, pero la  bollería, batidos de leche y frutas,  zumos industriales,  chocolates, galletería, etc. que forman parte de la mayoría de las meriendas de los niños de hoy,  además de carecer de nutrientes, están cargados de grasas saturadas, azúcares y multitud de aditivos no recomendables, que los convierten en alimentos desnaturalizados y poco saludables.

No podemos esperar les aporten las vitaminas, minerales  y aminoácidos,  que la industria alimentaria dice contienen. La realidad es que están muy alejados de lo que nos cuentan. Y sin embargo, son de un gran calado en el consumidor.

Sabemos que el ritmo de vida de la mayoría de los padres es intenso y la falta de tiempo les lleva a recurrir a este tipo de alimentación. Pero debemos ser conscientes que la alimentación de nuestros hijos es esencial si queremos  sean adultos sanos, sin obesidad ni enfermedades asociadas a ella.

A continuación os dejo unas cuantas ideas:

  1. Fruta con yogur de vaca o soja más un bocadillo con paté vegetal.
  2. Fruta con un bocadillo de humus.
  3. Fruta con un puñado de frutos secos naturales o tostados (nueces, almendras, avellanas, semillas girasol).
  4. Fruta con barrita casera energética sin azúcares añadidos. (Ver receta más adelante).
  5. Batido casero con leche o bebida vegetal con fruta como papaya, plátano, fresas, kiwi, más unos frutos secos.
  6. Fruta con bocadillo de jamón serrano con tomate y aceite.
  7. Fruta con leche o bebida vegetal con cereales integrales endulzados con miel, siropes o melazas.
  8. Fruta con bizcocho casero de harina integral.
  • El pan  de los bocadillos debe ser integral, no industrial y con levadura madre. Nunca de molde y menos blanco que contribuye al estreñimiento de los niños.
  • El humus y patés vegetales,  se pueden encontrar en tiendas eco o super. También se pueden elaborar  en casa es muy sencillo, hay multitud de recetas en internet. Son  muy nutritivos y libres de grasas saturadas y exceso de sal, nada que ver con los patés de origen animal. En concreto el humus  la base es garbanzo (proteína) y tahin ( puré de sésamo con más calcio que la leche).
  • Barritas energéticas caseras: triturar un vaso de frutos secos (almendras, nueces, semillas girasol, calabaza, etc.) con un vaso de dátiles sin hueso y una cucharada de aceite de coco extra virgen. Una vez triturado formar la masa en barritas y después hornearlas unos pocos minutos.

EDUCAR EN ALIMENTACIÓN SALUDABLE, es fundamental para que nuestra sociedad deje de necesitar medicamentos a edades tempranas asociados al síndrome metabólico, como los hipotensivos, hipocolesterolmiantes, hipoglucémicos, etc., que conllevan un gran coste para la salud de la población y las arcas de la sanidad.

Por lo tanto, debemos esforzarnos en ofrecer a nuestros hijos  MERIENDAS SANAS.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: